Cargando...
Bhishma Hernández

Bhishma Hernández pretende implantar la revolución digital en el todavía analógico mundo de los parques fotovoltaicos. Para ello ha creado una startup que tiene su sede en un municipio de 22 habitantes, Cirujales del Río. El talento se pone al servicio de la lucha contra la despoblación.

De Cirujales del Río a comerse el mundo. Este es el camino que tiene marcado, y no piensa abandonar, el soriano Bhishma Hernández después de que una idea revolucionaria le cambiase la vida.

Nació en Soria y vivió en la provincia hasta los 18 años, momento en el que del mismo modo que muchos jóvenes sorianos, debió abandonar esta tierra para completar su formación lejos de nuestras fronteras. Estudió Ingeniería Electrónica y trabajó durante varios años hasta que tomó una decisión que le modificó por completo: "Decidí que era el momento de cambiar de sector, continuar mi carrera y volver a Soria", cuenta. Fue aquí donde se encendió esa bombilla que precede a las grandes ideas. "Observé todo el proceso de la energía solar fotovoltaica y me percaté de que era completamente analógico, entonces decidí que yo era capaz de mejorarlo y busqué simplificarlo y hacerlo más ágil".

Bhishma Hernández se percató de que la suya era una idea innovadora y por ello no dudó, tramitó la patente y fabricó un prototipo que pudiese materializar esa transformación a digital de los parques fotovoltaicos. Cuando comprobó que este funcionaba, se decidió, "tenía que montar una empresa y el Semillero de Proyectos de la Cámara de Comercio de Soria me hizo el camino un poco más fácil", cuenta.

Continúa leyendo en...